Seguidores

jueves, 20 de enero de 2011

MACROFOTOGRAFIA 2 de 3


No tengo mas remedio, antes de entrar en materia, que seguiros hablando –solo un  poco mas- de temas técnicos.  Ya al inicio comenté que hablar de macro era inicialmente hablar de técnica, aunque para animaros os diré que aunque al principio pueda asustar, la cosa es sencilla.
MAS CACHIVACHES
Otro de los requisitos técnicos indispensables es la iluminación.  Normalmente se trabaja con luz mas que suficiente, con lo que la utilización del flash debería ser innecesaria.  No es así.  Las condiciones lumínicas tan cambiantes hacen necesario el mantener una iluminación uniforme, quitar excesos de luz y aclarar las sombras duras que puedan producirse. Ahí es donde el uso del flash se convierte en imprescindible.
Al trabajar en distancias cortas el flash podría quemar la imagen, así que lo primero es compensar la potencia del destello en función de las necesidades y trabajar en modo TTL de manera que la cámara recoja solo la luz imprescindible en cada toma.
Podríamos utilizar un flash normal, pero la iluminación seria pobre, aplanaría las imágenes.  Normalmente en macrofotografía se utiliza como recurso mas normal el flash anular que, al llevar dos luces de flash, procura una iluminación mas “en relieve” En los mejores se puede manejar de forma independiente el destello de cada una de ellas. Se coloca en el objetivo como veis en la foto.


Hace unos años Novoflex  sacó al mercado un sistema un tanto novedoso:  dos unidades de flash sobre unos soportes retirados y conectados a una unidad de control que va en la zapata de flash de la cámara.  Es algo aparatoso pero la iluminación que procura es muy versátil y manejable,  de calidad en cuanto se le coge el manejo.
 

Con posterioridad, hace unos 3 años, Nikon puso en el mercado un sistema inalámbrico que funciona mediante una unidad controladora, como la de Novoflex, y un anillo que se coloca en el extremo del objetivo y que puede portar varias unidades de flash.  Estas unidades también se pueden colocar donde nos interese, aparte del anillo,  ya que su funcionamiento  -sin cables- lo hace mas versátil aún.   Permite igualmente compensaciones independientes para cada una de las unidades que se utilicen, funciona en modo TTL e incluso se pueden manejar desde un flash como el SB800 en modo inalambrico. Es una joya que, además, pesa poquisimo y no tiene el engorro de los cables.  La única pega es su precio. El kit completo sale por unos 600 euros.  

Inicialmente usé un flash anular de Sigma y hace tres años compre el de Nikon, que no me ha dado ningún problema y me permite iluminar siempre sin gran esfuerzo de transporte, algo que se agradece cuando te tiras una mañana en el campo.

Por último y para no asustar demasiado al personal, hay otro elemento INDISPENSABLE.  Ya sé que no levanta simpatías y que es un “muerto” mas a la hora de cargar con el equipo:  EL TRIPODE, y lo digo en mayúsculas porque de verdad que considero que es imprescindible.  La definición de las fotografías en macro estará asegurada con el empleo del trípode.  Hay que procurarse uno ligero, a ser posible de carbono, con la columna central desmontable (para usarlo a baja altura) y una rótula fácil de manejar.  Una tipo “jostick” de Manfrotto fue mi elección. Me he acostumbrado a su manejo y trabajo de forma rápida..
Un cable electrónico de disparo no seria mala cosa, evita la mas mínima trepidación,  pero no es imprescindible.  Yo lo llevo siempre instalado, es mas cuestión de costumbre, de rutina a la hora de trabajar. No imprescindible, si aconsejable.
Con todo esta cacharrería ya tenemos completo el equipo.


No es que no se pueda hacer macrofotografía sin alguno de todos estos trastos, claro que si,  pero no de una forma sistemática y técnicamente perfecta.  Todos estos cachivaches son el medio para conseguir un resultado perfecto.  Su manejo es sencillo en cuanto uno adquiere determinadas rutinas en su empleo.  No es demasiado engorroso a la hora de transportarlo y si vais comprándolo poco a poco, conforme la afición os vaya agarrando,  no resulta muy caro.
En la próxima entrega hablaremos un poco del “como”, simplemente cuatro reglas básicas, y a echarse al campo.  Descubriréis que ahí abajo, a vuestros pies, hay todo un mundo diminuto, lleno de vida, en el que ni siquiera habíais pensado.  A partir de su descubrimiento os aseguro que andaréis con mas cuidado para no pisar ningún bichejo.

 La semana próxima entraremos algo mas en materia, para que no todo sean cachivaches y temas tecnicos que se que terminan aburriendo un poco al personal, que es preferible la práctica en campo
CONTINUARA…
 




9 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, el flash anular es uno de los imprescindibles en macro, junto con el trípode. Dicen que va muy bien para retratos, aunque yo sólo lo he usado en macro, pero me imagino que sí, por la luz tan uniforme y suave que proporciona.
    Buena entrada, Antonio!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  2. · Como alumno poco disciplinado que soy, me limito a interesarme por tus orientaciones y recomendación, por si acaso, algún día, hiciera alguna incursión en ese campo... siempre interesante.

    · Saludos, maestro

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  3. Mi experiencia con la macrofotografía es muy limitada, esporádicamente he tomado alguna foto que se puede considerar macro, siempre por pereza y mi falta de paciencia.
    Pero con esta serie me está picando el gusanillo, Antonio, eres un docente increíble, capaz de transmitir la pasión por la fotografía y que parezca la cosa más sencilla del mundo.
    Sigo atento a esta serie
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias por ésta interesante entrada. Tomo nota de todo ello. Muy buenas las macros que has expuestos, estupenda la nitidez. Saludos y buen fin de semana.
    Ramón

    ResponderEliminar
  5. Hola,bello blog, preciosas entradas,si te gusta la palabra en el tiempo,la mística palabra elegida,la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen viernes, besos variados.

    ResponderEliminar
  6. Ya te veo preparando un libro...;)

    Aparte de las buenas fotos a las que nos tienes acostumbrados, parece abrirse camino en tu blog un aspecto "formador" muy interesante.
    Estaremos atentos ;)

    ResponderEliminar
  7. que maravilloso es el mundo de la fotografía, siempre me atrapa, y tus orientaciones y fotografías aún más.

    abrazos!!

    Paola

    ResponderEliminar
  8. Madre mía, cuánto cachivache!! Ya veo que la cosa del macro es complicada, aunque eso sí, me parece super interesante. Se nota que te gusta de verdad. Además eres un estupendo docente.

    Espero tu siguiente entrada, Antonio.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla Antonio! Me encanta seguir tus explicaciones tan didácticas, aunque lejos estoy de tener algo de lo que mencionas como imprescindible, siempre me gustaron los macros (sobre todo de naturaleza) porque te sorprenden y maravillan con los detalles que el ojo humano no alcanza a distinguir a simple vista. Es de verdad un disfrute enorme. Tus fotografías, como de costumbre,perfectas.
    Gracias amigo por tu generosidad en compartir lo que sabes y tus imágenes.
    Besos

    ResponderEliminar