Seguidores

domingo, 22 de enero de 2012

APURAR EL DIA

Supongo que mas de uno/a se habrá dado cuenta de que el sol, la luz, se precipita al atardecer con una velocidad aparentemente mas rápida de lo normal.  Supongo que es aparente esa velocidad y que realmente es la misma con la que nuestro planeta gira alrededor de su eje durante el resto del dia. Supongo que el fenómeno  -si se le puede llamar así- es mas fácil de percibir por la baja altura sobre el horizonte mientras que el resto del día, al estar en todo lo alto, se aprecia menos la distancia a recorrida o a recorrer....
El caso es que la puesta de sol es rápida, dura apenas unos minutos y después lo único que queda es el horizonte iluminado por el resplandor que, ya mas allá de nuestra vista, todavia nos llega.  Los colores como que se saturan mas y se hacen por un instante mas brillantes.
Es justo el instante que esperé para hacer la fotografia que hoy subo.  Después ya no hubo nada. Recoger velas y de vuelta a casa, que ya el frío de esa tarde de Nochevieja se dejaba notar.


7 comentarios:

  1. Joder, amigo Jorreto, esto es una atardecer y lo demás son intentos de pillar la caída del astro rey.
    Un tono genial en el horizonte y una sombra tenue en el resto de la imagen. Buenísima
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una noche vieja inolvidable por muchas razones, abuelito yeyé ;)

    ResponderEliminar
  3. Un instante mágico, sí señor, y como bien dices, muy corto, hay que estar esperándolo o se nos va.
    ¿Y ese formato cuadrado? mmmm...me gusta...

    ResponderEliminar
  4. Y ante una maravilla como este atardecer, nuestros sentimientos precipitan con el.

    Preciosa fotografía!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. click en el momento oportuno, hay que saber bien cual es el momento..fantástica.

    ResponderEliminar